Recuerdos de Montejurra 2019

En esta situación excepcional que estamos viviendo provocada por una pandemia globalizada, una de esas situaciones en las que uno entrevé la fragilidad que acompaña al ser humano, desde Aragón, esta tierra dura y callada, conscientes de nuestra responsabilidad entendemos que estamos abocados a renunciar a la emblemática celebración anual que representa para los carlistas Montejurra.

En vísperas de la fecha ignominiosa para el carlismo en general y el aragonés en particular que representa el 5 de marzo, queremos rememorar la última vez que tuvimos la ocasión de celebrar los emblemáticos actos de Montejurra.

Son casi dos años los que nos separan de nuestra última celebración, corría el año de 2019. La tan señalada concentración vivió unos hechos los cuales quedaron plasmados  en un artículo aparecido en El Federal, publicación de la Secretaría de Medios de Comunicación del Partido Carlista en el  trimestre, Octubre/Noviembre/Diciembre de  ese mismo año.

En el contenido aparecido en esta revista, se narraba como una página web de nombre “Tradición Viva” ligada a elementos de ultraderecha, se hizo eco de la visita de Carlos Javier Borbón-Parma a la tradicional concentración organizada por el Partido Carlista. Lo curioso era, se cita en El Federal, que la crónica de la citada página web, no hacía ninguna referencia al Partido Carlista cuyo comité de Navarra organiza históricamente dichos actos. Lo más curioso era que tampoco hacia referencia a que los participantes eran afiliados a dicho partido si no que pertenecían a ¿Diversas obediencias? Nos parece curiosa la apreciación. ¿Por qué? Porque todo el mundo cercano al carlismo sabe que el Partido Carlista y solo el Partido Carlista, es el organizador de los actos.

Se narra también que la tradicional organización del acto por parte del Partido Carlista era demostrable por distintos motivos. Dos considerados importantes. El primero de ellos es que Javier de Borbón-Parma estuvo siempre al lado de Ramón Muruzábal, militante del Partido Carlista y al cual el comité de Navarra encomienda la organización de dichos actos y un segundo  hecho también importante, la presencia del Secretario General Federal del Partido, Jesús María Aragón Samanes, en la misa celebrada ante el Cristo Negro en la gruta que corona la histórica cima de Montejurra. Pensamos que estos dos hechos que por si solos atestiguaban, sin lugar a dudas, el origen de la organización. También hablaba de que no había que olvidar, las palabras de Carlos Javier Borbón-Parma en la que reconoce al Partido Carlista como “la voz de nuestra lucha, ya casi bicentenaria, por las libertades”. Muchas personas pueden reconocer sus palabras puesto que existe testimonio escrito de ellas.

Nos sigue narrando que en la nombrada pagina web, “Tradición Viva”, no se nombraba la afluencia numerosa de elementos afines a la extrema derecha. En este aspecto tenemos que pensar que no lo consideraron necesario puesto que la base ideológica de esa web es afín a esos postulados políticos y no lo vieron oportuno apuntar. También que se podía corroborar que varias personas de este grupo integrados en una asociación monárquica, con lo cual no queremos afirmar que dicha asociación comulgue, al menos aparentemente con esos postulados, se encargaron de intoxicar la realidad, diciendo que no era el Partido el organizador de dichos actos, si no dicha asociación.

Termina, comentando que nadie debe olvidar que el Partido Carlista, fiel a su origen popular y a su planteamiento ideológico de “socialismo plural, autogestión global» proclama que la única autoridad que determina su línea tanto ideológica como política es el Congreso Federal y que no existe otra legitimidad que represente al carlismo.

Para finalizar, queremos atestiguar algunos puntos:

  • Los militantes y simpatizantes que estuvieron en los actos tienen una idea muy bien formada de lo que aconteció.

  • Que es un hecho atestiguado por medios gráficos que hicieron su aparición distintas personas que lucían una apariencia paramilitar, pantalones de campaña mimetizados, jerséis de color militar, parches y parafernalia varia.
  • Personas de colectivos, asociaciones, etc, de ideología de extrema derecha no negaban su filiación e incluso se identificaron así ante distintas personas.

 

Que el lector saque sus propias conclusiones, nosotros en este caso solo somos cronistas de lo que se se habló y comentó en esas fechas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad